domingo, 11 de septiembre de 2011

Para un gran amigo...

Prosas de retina embadurnada

almácigos de penas arrumbadas

cuadernos de hojas sublimadas

en la garganta de un silencio que drena…

Una voz del instinto telepático

me dice que vuelves con tus musas

un quehacer que grita con sordina

que el amanecer es pronto y de inmediato…

Estamos aquí amigo

empecinadas en resolver las vanidades

de un insomnio que cruje de ternura,

consternado…

2 comentarios:

  1. Esta me pareció especialmente bella por la ternura

    ResponderEliminar
  2. Gracias Ana por tu visita, mis cariños sempiternos.

    ResponderEliminar