lunes, 19 de noviembre de 2012

Propagas...


Inicias el sabor de lo genuino
con amalgamas de matices subcutáneos.
Encaramado en la vanguardia,
todo para ti
es obsoleto,
el cuarto menguante
el otoño
la sonrisa de hace un rato,
el beso
que dejó la mariposa
hace un instante,
el perfume de los gestos
en la almohada,
la mansedumbre de la siesta.
Todo es pasado…
Sólo la avidez
de tu próxima sonrisa
en la ventana,
las persianas abiertas
las prístinas brisas del verano
serán la expresión
de tus abrazos,
el holocausto de las lágrimas
tu recuerdo bordado
en la piel de la memoria
mielinizándolo todo
en la tempestad del
ébano
que propaga como prisma
la posibilidad del cántaro…

8 comentarios:

  1. A veces tengo la sensación de no querer abandonar el estado en el que la caída al vacío se hizo tan intensa, quizás por miedo a olvidar, como las arrugas olvidan la tersura de la piel y la mirada, la nitidez de la vista que un día hizo sentir tanto.
    Es belleza en estado puro el modo en el que expresa tu Ser.
    Propago mi abrazo y mi cariño hasta lo más cercano de ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ana, un placer tu visita. Un enorme abrazo

      Eliminar
  2. Es un poema muy bello, muy poético, dulces imágenes cargadas de sentimiento. Me encantó !!!
    Abrazo grande para ti Ludmila, un placer visitar tu espacio.

    ResponderEliminar
  3. Gracias estimado amigo, mis cariños para ti, poeta.

    ResponderEliminar
  4. Además de todo lo demás... mielinizando. Tú sí que eres vanguardia de lo obsoleto resguardado en alcanfor, petrificado en siluetas que no se mueven. Y oliendo tu aroma, me quiero propagar.
    Salud, vírgula y simiente.

    ResponderEliminar
  5. Gracias encantadora Susi, un placer enorme que sigas volando por este universo, mis sinceros afectos.

    ResponderEliminar
  6. Enhorabuena Ludmila, escribes sensacional, me ha gustado mucho el
    poema. Citaría el paisaje final:
    "en la tempestad del ébano que propaga como prisma la posibilidad del cántaro."
    Todo es una preciosidad.Con admiración y cariño, un servidor.

    ResponderEliminar
  7. Gracias poeta y amigo. Un millón de gracias. Mis cariños y mi aprecio sincero.

    ResponderEliminar